El marco de tu rostro: ¡Las Cejas!
noviembre 7, 2019

Piel de Porcelana

Lograr una piel joven y sana puede parecer imposible, pero en este artículo presentamos una solución sencilla. Solo sigue los pasos a continuación:

1. Alimentación. Para lograr que tu piel se vea saludable debes consumir alimentos desintoxicantes y beber grandes cantidades de agua. Para que tu piel pueda eliminar las toxinas.
Llevar una dieta balanceada no significa dejar de comer, solamente debes regular qué comes y en qué cantidad.
2. Cuidado. Aplica mascarillas faciales para mantener tu piel joven y tersa, puedes hacerlas en casa y es súper fácil.
Antes de iniciar debes exfoliar tu piel, puedes usar kiwi macerado, almendras molidas, avena en hojuelas o café para exfoliar tu piel, durante un tiempo no mayor a 5 minutos.
Posteriormente, debes aplicar una mascarilla hidratante. Te Recomiendo dos mascarillas nutritivas que puedes preparar en casa.
Para pieles maduras. Macera un poco de cristal de sábila con miel de abeja, yogurt natural y vitamina E en gotas, aplícala en el rostro de 15 a 20 minutos y retira.

Para pieles jóvenes. Es recomendable una mascarilla de banano con yogurt natural o de fresas con yogurt con gotas de vitamina E. El banano y la fresa tienen propiedades hidratantes.

Face mask from oatmeal, yogurt, banana and honey. Ingredients for homemade facial mask decorated with lavender, flat lay

Así que dependiendo el tipo de piel que tengas puedes escoger entre las anteriores mascarillas.
Finalmente para sellar, fabricar cubitos de hielo de aloe y manzanilla y frotarlos suavemente por el rostro.
3. Maquillaje. Una piel de porcelana se caracteriza por lucir impecable, perfectamente equilibrada y sin rastro de imperfecciones, por ello, debes centrarte en unificar el tono de la piel del rostro.
Como primer paso debes utilizar una prebase o primer, este producto es ideal para darle a tu piel un efecto aterciopelado. Existen en el mercado prebases para todos los tipos de cutis de seco a graso, que previenen grasa en tu rostro y te dan un acabado más liso.
Aunque puedes encontrar prebases de colores, te aconsejo que elijas una que sea transparente y que apliques muy poca cantidad por todo el rostro para notar esa nueva capa tan fina y suave.

El segundo paso que debes seguir es aplicar un corrector del mismo color que el de tu piel en el contorno de ojos para camuflar las ojeras y en aquellas imperfecciones más visibles, como granitos, espinillas, etc.
Después del corrector, lo ideal es aplicar una base de maquillaje fluida y lo más natural posible para lograr un efecto luminoso en la piel, por lo que son muy buenas opciones las BB o CC cream.
Si no dispones de ellas, puede aplicar una base clarita que se funda perfectamente con tu piel. Aplícala con la ayuda de una brocha para conseguir una mayor cobertura, empezando por la zona T (frente, nariz y barbilla) hacia los extremos del rostro. En lo posible buscando un maquillaje de apariencia natural, muy luminoso y dulcificado para que se va piel de angel.
Sella y matiza con unos polvos blancos translúcidos. Estos multiplican el tacto aterciopelado y te permiten mantener el look final intacto durante más tiempo. Para aplicar este tipo de polvos, necesitarás una brocha grande y tan solo tendrás que extenderlos dando pequeños toques por todo el rostro, sin arrastrar el producto en ningún momento. Empieza por los pómulos y luego continúa por el resto de zonas de la cara.
Evita al máximo los polvos compactos, porque estos forman una película al mezclarse con la base, que se puede cuartear con el paso de las horas
Los maquillajes con efecto cara de porcelana no admiten excesos ni looks muy cargados, Para los ojos, puedes utilizar sombras nacaradas en tonos nude, beige o rosas claritos, y una máscara de pestañas marrón si tu piel es clara o en color negro si tu piel es más oscura.
Y para los labios, perfila su contorno con un lápiz rosado o nude y resáltalos con un poco de brillo o un labial rosado o melocotón claro y suave.
Para darle más frescura y dulzura al rostro, te recomiendo que apliques un colorete muy suave en tonos beige o rosas en las mejillas. Si este tiene un ligero brillo, harás que la piel luzca mucho más luminosa.
Así, conseguirás reflejar toda la dulzura, delicadeza y elegancia que caracteriza a las pieles de porcelana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *